¿Que es eso de la Boccia?

Miguel A. López [Descargate la presentación del juego de la boccia]

La BOCCIA es un juego o actividad deportiva que de alguna manera y para que todos puedan comenzar a imaginarse en que consiste, tiene grandes similitudes con la petanca. Esta afirmación irá matizándose a lo largo de éste escrito y descubriremos  que las diferencias son bastantes más relevantes que las similitudes.
En una primera aproximación podemos descubrir:

  1. El material: en la Boccia está compuesto por 13 bolas (6 de color rojo, 6 de color azul y 1 de color blanco o diana).
  2. Todas las bolas son del mismo tamaño y peso, estando compuestas interiormente por unas pequeñas bolitas de material de plástico y revestidas exteriormente por una envoltura de cuero, más o menos rígido.
  3. En sus reglas: la boccia se juega en un campo con medidas definidas y determinadas por un reglamento (C.P. I.S.R.A). logo acrobat "Ver Reglamento”
  4. En los participantes: éste deporte está dirigido y orientado hacia la facilitación de la práctica deportiva de las personas con Parálisis Cerebral, y dentro de éste colectivo, a aquellas con mayores niveles de discapacidad Física. Ver documento logo acrobat "A quien va dirigida la boccia..."
Nacimiento de la boccia

En cuanto a su origen parece que todos los datos apuntan a la Grecia clásica y la antigua Roma siendo recogida y adaptada para personas con discapacidad física por los países del norte de Europa hasta llegar a nuestra península en el año 1988 en los
(II Juegos Ibéricos para personas con P.C.). Desde entonces, la Boccia ha tenido un gran desarrollo en nuestro país, reflejado no sólo en el número de licencias deportivas existentes en la actualidad sino también por los resultados alcanzados por la selección nacional en el ámbito internacional, situándonos como una primera potencia mundial en éste deporte.
No obstante, si hay algo que significar en la Boccia como juego y actividad deportiva es por encima de todo la posibilidad que ofrece a personas con grandes discapacidades acercarse a la práctica deportiva no sólo como disfrute de su ocio y tiempo libre, sino también al máximo nivel de competición.
Pero antes de entrar en materia con el desarrollo de esta modalidad deportiva vamos a desgranar algunos de los aspectos que hacen de la Boccia su atractivo y consecuentemente te “enganchan”  a su práctica y desarrollo:

  1. La Boccia exige un esfuerzo para conseguir un objetivo, sabiendo que la consecución de este depende en gran medida de uno mismo (al margen de su discapacidad) por su situación y desarrollo físico. Teniendo en cuenta su enfoque hacia grandes discapacitados físicos en los que el handicap motor es la máxima expresión de la lesión (en muchas ocasiones dura y costosa) es donde se pide y se plantea el trabajo hacia su práctica.
  2. Plantea un campo de relación y desarrollo personal totalmente nuevo para la gran mayoría de los deportistas.
  3. Plantea y exige una comunicación entre discapacidad y no discapacidad, difícil de vivir fuera de éste contexto. Comunicación imprescindible, por otro lado para la consecución de objetivos y por supuesto, para el desarrollo de la actividad.
  4. Plantea y exige el respeto a la espera de la respuesta por parte del no discapacitado.
  5. Plantea retos personales, a corto, medio y largo plazo, no sólo a los propios deportistas  sino a técnicos, entrenadores, auxiliares y a todos aquellos que de alguna manera tienen contacto con la Boccia.

Estas son en sí, algunas razones que hacen que la Boccia haya descubierto una nueva dimensión al mundo de la discapacidad, haciendo protagonista real al propio deportista haciendo girar alrededor de él todas las situaciones y posibilidades y fundamentalmente, permitiendo que sea él mismo quien tome y asuma sus propias decisiones. Por ello no es exagerado decir que este deporte ha cambiado la vida de muchas personas.
Si hasta ahora hemos ido descubriendo  algunas cuestiones sobre la Boccia como actividad deportiva, no menos importancia toma simplemente como una actividad recreativa y de disfrute del Tiempo Libre, descubriendo toda una serie de posibilidades pedagógicas y educativas para las personas con grandes discapacidades físicas.
Señalar que la función del entrenador, técnico o del auxiliar que se acerca a este deporte ha de ir en la línea de lo anteriormente expuesto: fomentar, facilitar la relación que esta actividad nos ofrece aportando los recursos necesarios, definiendo con cuidado y dedicación los objetivos que nos planteamos, incluyendo en la decisión de todos estos aspectos al propio deportista.
Es una responsabilidad directa del técnico hacer que el deportista vaya progresivamente asumiendo sus decisiones. Nuestra labor se centrará en aportar los recursos necesarios y facilitar paulatinamente que estas decisiones no sólo sean tomadas sino también asumidas por el deportista no sólo dentro de un esquema exclusivamente competitivo sino también como una norma de actuación ante la vida.



Pie pag web